Las lecciones de salud financiera que dejó la pandemia

    

salud financiera-1

Al igual que la pandemia del COVID-19 dejó importantes lecciones de salud pública; para el sector productivo también trajo importantes reflexiones sobre cómo mantener una buena salud financiera y manejar mejor las crisis e imprevistos que se puedan presentar.

Al comienzo del aislamiento obligatorio, la prioridad para todas las personas era cuidar la salud y la vida. Pero a medida que se prolongó el aislamiento y los empleos, la economía y las finanzas comenzaron a verse impactados y nos comenzamos a preguntar cómo cuidar estos aspectos también.

Ahora en la etapa de recuperación, podemos ver las siguientes lecciones sobre buenas finanzas que nos dejó esta crisis:

  1. Ser más previsores: muchas personas y empresas no veían venir esta crisis. Por eso, la primera lección es saber que estas situaciones pueden ocurrir y es necesario contar con ahorros que nos permitan sobrellevar un momento sin ingresos. La Reserva Federal de Estados Unidos recomienda tener al menos 3 meses de gastos ahorrados en un fondo, mientras que otros expertos financieros recomiendan guardar hasta 6 meses de gastos.
  2. Adecuada relación entre ingresos y gastos: parte de ser más previsivos con las finanzas, implica tener un nivel responsable de endeudamiento, que para los expertos no debe superar el 40% de los ingresos. Esto permitirá tener más dinero para ahorrar en caso de una emergencia.
  3. Mantener un presupuesto: tener un plan de gastos y ahorro o presupuesto, es clave para para conocer con exactitud en qué gastamos y qué dinero se puede ahorrar o invertir para el futuro.
  4. La tecnología es una gran aliada: no solo porque durante la pandemia los canales digitales fueron un canal muy importante para el funcionamiento de la banca, sino porque ahora que debemos ser más previsivos en cuanto a las finanzas, los medios digitales cuentan con herramientas de ahorro, presupuesto y control de gastos que son de gran ayuda para mantener unas finanzas saludables.
    La gran lección de esta crisis es que debemos estar preparados para el cambio y específicamente para el sector financiero, la coyuntura del COVID-19 lo tomó por sorpresa, pero se ha convertido en un importante motor para su transformación y crecimiento de la mano de la tecnología. Para más información sobre qué le espera al sector financiero luego de esta crisis, te invitamos a leer el Reporte Pulso 2020 sobre innovación tecnológica para la banca.

Descargar Whitepaper aquí>

Otros artículos de interés:

author photo

Acerca del Autor

Diana González Fajardo