Las posibilidades de uso de la nube: Servicios IaaS, PaaS y SaaS

    

nube2Definitivamente contar con una infraestructura en la nube es indispensable para una institución financiera que busque ahorrar costos, ganar flexibilidad y agilidad al lanzar un producto o servicio financiero al mercado ¿Pero sabe que existen diferentes modalidades de uso de la nube, que le brindan diferentes funcionalidades y ventajas? A continuación, le contamos.

Lo primero que debe saber, es que, al implementar aplicaciones en la nube, debe escoger una modalidad de uso de la nube específica, porque dentro del concepto de nube existen distintas formas de migrar servicios, que van a permitir una mayor flexibilidad, sencillez o seguridad a la hora de subir estas aplicaciones. Las distintas formas que puede adoptar la nube son: Software as a Service (SaaS), Platform as a Service (PaaS) e Infrastructure as a Service (IaaS).

Software as a Service (SaaS): el concepto de SaaS es el más antiguo a la hora de implementar aplicaciones en la nube y básicamente se trata de cualquier servicio que se ofrezca a través de la web. Ejemplos claros de SaaS son los servicios de correo electrónico y los administradores de contenido o CMS. En este tipo de servicio se accede normalmente a la aplicación a través de un navegador de internet, sin necesidad de un software específico para esto. Todo el mantenimiento, actualizaciones y copias de seguridad son responsabilidad del proveedor del servicio, pero esto implica una pérdida de control y seguridad sobre los datos almacenados en estas aplicaciones.

Platform as a Service (PaaS): este se puede decir que es la evolución de los servicios SaaS, pues con PaaS se pueden ofrecer servicios en la nube desde una plataforma personalizada, que mantiene el proveedor de nube, pero en la cual los usuarios pueden crear y distribuir sus propias funcionalidades. Este tipo de infraestructura cloud es la más recomendada para las compañías que no son de tecnología, pero desean ofrecer sus servicios en la nube, como es el caso de las compañías financieras; ya que, quien adquiere un servicio PaaS se debe preocupar solamente por la construcción de su plataforma de servicios digitales, que es alojada en un entorno cloud ya consolidado y administrado por el proveedor de nube.

Infrastructure as a Service (IaaS): Con IaaS se tiene mucho más control del entorno cloud porque en una infraestructura IaaS, el proveedor del servicio ofrece acceso a la programación y servidores de la estructura cloud y el usuario es quien se encarga del mantenimiento de esa estructura. Con IaaS se gana mayor seguridad y control sobre la información alojada en la nube, pero a la vez, exige al usuario el soporte y cuidado de la infraestructura cloud donde se alojan sus servicios.

Al conocer estas tres modalidades de uso de la nube, puede escoger cuál le conviene adoptar más según su capacidad tecnológica y el propósito de uso. Para las instituciones financieras la modalidad en la nube más recomendada es PaaS, pues les otorga control sobre la información que allí se aloja, pero no exige estar a cargo de toda la infraestructura cloud que una entidad financiera tal vez no pueda por sí misma construir y mantener.

COBIS como proveedor de tecnología para instituciones financieras cuenta con la solución COBIS PaaS para el alojamiento de aplicaciones en la nube, que es muy útil para que las empresas migren sus servicios y productos a la web, sin necesidad de la creación y mantenimiento de una infraestructura cloud propia, pues COBIS la provee. Para más información sobre nuestros productos y servicios visite: http://www.cobiscorp.com/soluciones/

Descargar Whitepaper

Otros artículos de interés:

author photo

Acerca del Autor

Diana González Fajardo