¿Es verdaderamente tu empresa una auténtica organización “Agile”?

    

agile

Han pasado algunos años desde que el concepto de "Agile banking" cobró protagonismo en el mundo de las finanzas, sin embargo, muchas organizaciones aún lo tienen en la lista de pendientes, a pesar de este concepto trae consigo importantes beneficios para el desarrollo de proyectos tecnológicos en una institución financiera. Averigua a continuación, si tu organización es verdaderamente “Agile”.

La metodología Agile se ha convertido en una forma de trabajo tan popular en el desarrollo de proyectos tecnológicos, que empresas tan grandes como Google y Netflix llevan tiempo adoptándola como el valor característico de sus equipos de trabajo.

Según el Manifiesto Agile”, este método es mucho más que una metodología para el desarrollo de proyectos que precisan de rapidez y flexibilidad. Es una filosofía que supone una forma distinta de trabajar y de organizarse. De esta manera, cada proyecto se divide en pequeñas partes para agilizar su ejecución y adaptar su desarrollo a los cambios que se van dando en el proceso.

¿Es mi organización verdaderamente Agile?

El mismo Manifiesto Agile establece 4 principios para aplicar esta metodología, que te permiten evaluar también, si tu organización realmente está trabajando bajo estos principios. Responde el siguiente cuestionario para saberlo:

  1. ¿En tu organización, valoran más a los individuos e interacciones que a los procesos y herramientas?

    La metodología Agile busca involucrar fuertemente a las personas, con una constante retroalimentación sobre su trabajo. Por esto, el ambiente de trabajo debe fomentar la colaboración con estructuras no jerárquicas y una comunicación constante por medio de reuniones periódicas
  2. ¿Valoran más un software que funciona que la documentación exhaustiva?

    El objetivo de Agile es simplificar los procesos para que la eficacia y la velocidad sean mayores y aumentar así, la calidad de los productos, por lo que deben valorarse más los resultados exitosos en la práctica, que toda la burocracia que suele darse en la ejecución de proyectos.
  3. ¿Valoran más la respuesta proactiva ante el cambio que seguir un plan?

    La capacidad de evolución es importante a la hora de seguir esta metodología. Reacción y adaptación a las nuevas situaciones es lo que diferencia a un equipo Agile de uno que no sigue estos principios. Esto se logra con la división de los colaboradores en pequeños equipos para afrontar los desafíos de forma rápida y tomar decisiones con mayor eficiencia.
  4. ¿Valoran más la colaboración con el cliente que la negociación contractual?

    Toda la metodología Agile está centrada en el cliente y en atender sus necesidades, y para mejorar este aspecto, es importante la formación a los empleados sobre este método de trabajo, ya sea con su asistencia a conferencias, cursos o charlas. ¿En tu empresa ya lo están haciendo?

Al responder concienzudamente las preguntas anteriores, puedes evaluar si tu organización está trabajando realmente bajo los principios de Agile y de lo contrario, comenzar el camino hacia esta forma de trabajo que trae grandes ventajas en el desarrollo de proyectos tecnológicos.

Descargar Whitepaper aquí>

Otros artículos de interés:

author photo

Acerca del Autor

Diana González Fajardo