Cuatro claves de la metodología Agile para gestionar equipos de forma remota

    

Agile teletrabajo

El 2020 ha demostrado que las organizaciones necesitan desarrollar la capacidad de adaptarse rápidamente a los imprevistos y poder trabajar incluso en circunstancias atípicas como el trabajo remoto, para lo cual la metodología Agile puede ser muy útil.

La metodología de trabajo Agile es especialmente valiosa en contextos cambiantes porque fue diseñada para adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto o tarea que se lleva a cabo, consiguiendo flexibilidad e inmediatez a la hora de responder a las circunstancias específicas y cambiantes del entorno.

En un contexto como el actual, en el que muchas organizaciones están trabajando de forma remota, las metodologías ágiles ofrecen estrategias para ayudar a las organizaciones a adaptarse a la gestión de equipos en remoto y potenciar su productividad, aplicando los siguientes principios a la hora de trabajar en equipo:

  1. Visibilidad: en un método de trabajo Agile la cooperación entre todos los miembros de un equipo y la valoración de su aporte son las bases para desarrollar proyectos innovadores y eficientes. Por esto, es importante hacer siempre visible el trabajo de cada persona y su aporte al proyecto.
  2. Comunicación: acorde al punto anterior que resalta la importancia del trabajo visible y colaborativo, la comunicación es la herramienta que hace esto posible y a pesar de que se trate de un trabajo remoto, se deben aprovechar todos los canales de comunicación existentes para que el equipo esté en constante contacto, realizando un trabajo coordinado y eficiente.
  3. Visión compartida del proyecto: es muy importante entonces, mantener una comunicación constante y fluida entre los miembros del equipo, así sea por medios virtuales, especialmente sobre las tareas requeridas y los objetivos trazados para desarrollar una visión compartida y coordinada del trabajo que se está realizando. Se recomienda la visualización de esa información, con las características “notas adhesivas” que se usan en Agile, para que las ideas sean más claras y apropiadas por todos los miembros del equipo.
  4. Reglas claras: aunque la metodología Agile se caracteriza por la flexibilidad de su método de trabajo, es importante establecer algunas reglas para el desarrollo del proyecto como horarios, fechas de entrega y cronogramas de control de tareas; con el fin de establecer los parámetros básicos del trabajo y cumplir con los objetivos propuestos.

Siguiendo los anteriores puntos, que se usan siempre al implementar una metodología Agile, los equipos que trabajen de forma remota podrán ser igual de eficientes, coordinados y exitosos que si trabajaran de forma presencial, además de garantizar la continua adaptabilidad y proactividad que los métodos ágiles siempre han buscado.

Participa Aquí

Otros artículos de interés:

author photo

Acerca del Autor

Diana González Fajardo