El método Agile y sus ventajas para el sector financiero

     

hubspot_agile

El 83% de los ejecutivos en banca y servicios financieros dicen que en 2016, su negocio sufrirá un cambio disruptivo derivado de las tecnologías digitales. Sin embargo, no es algo específico de esa industria, hay ejemplos en muchas otras áreas, como Kodak y la fotografía digital o Blockbuster y el streaming. Esto es algo que le puede pasar a cualquier empresa en cualquier industria.

¿Cuál es la fórmula para evitarlo? La agilidad empresarial. Una empresa ágil es aquella que es capaz de detectar y responder al cambio con rapidez y confianza. Según la escuela de administración y dirección de empresas MIT Sloan, ser una empresa ágil produce un 30% más de beneficios y, además, toma un un 37% de decisiones de forma más rápida.

El experto en tecnología y el sistema Agile, Johnny Ordonez, definió este concepto y explicó cómo puede ser usado en la industria financiera para aplicar mayor dinamismo y ser más rápidos en la toma de decisiones.

¿Qué es Agile?

El movimiento Ágil (Agile) nace hace un poco más de una década. Exactamente en 2001 cuando un grupo de expertos en desarrollo de software practicaban una metodología llamada ‘métodos ligeros’. Con ese conocimiento iniciaron un movimiento para impulsar la ejecución de proyectos con un enfoque colaborativo entre las diferentes áreas del negocio. Además, propusieron nuevas formas de generar valor en los mismos.

[WEBINAR] Cómo implementar AGILE en insitituciones financieras

Este proceso dio como resultado el Manifiesto Ágil que es el corazón del concepto. Se trata de cuatro valores y 12 principios aplicables al desarrollo de software y otros ámbitos del trabajo creativo.

  • Valorar más a los individuos y su interacción que a los procesos y las herramientas.

  • Valorar más el software que funciona que la documentación exhaustiva.

  • Valorar más la colaboración con el cliente que la negociación contractual.

  • Valorar más la respuesta al cambio que el seguimiento de un plan.

De estos cuatro valores, se desarrollaron 12 principios para el manifiesto ágil:

  1. La satisfacción del cliente a través de la entrega rápida y continua de paquetes de software útiles y de valor.

  2. Nuevos requisitos son bienvenidos incluso en la etapa final del desarrollo.

  3. Entrega con frecuencia de software que funcione, preferentemente en semanas en vez de meses.

  4. El software que funciona es la prueba fehaciente de que se puede medir el progreso del proyecto.

  5. Desarrollo sostenible, capaz de mantener un ritmo constante.

  6. Trabajo cercano de forma cotidiana entre las personas de negocio y desarrolladores.

  7. La conversación cara a cara es la mejor forma de comunicación.

  8. Los proyectos están construidos en torno de personas motivadas, a los cuales se les tiene que dar la confianza necesaria para que realicen la tarea.

  9. Atención continúa a  la excelencia técnica y al buen diseño.

  10. Simplicidad.

  11. Equipos que se auto organizan.

  12. Adaptación regular a las circunstancias cambiantes.

Estos valores y principios permiten la entrega  continua de productos de valor a través de un enfoque iterativo e incremental en ciclos cortos de retroalimentación.  

¿Cómo beneficia su aplicación al sector financiero?

Como en muchos sectores, el sector financiero está evolucionando rápidamente. Ahora, la competencia no viene únicamente del nuevo banco de la localidad; existen nuevos actores -Paypal, Amazon, Google, ApplePay, BitCoin- que representan propuestas disruptivas para la generación de servicios financieros innovadores.

Al mismo tiempo, los usuarios de estos servicios han modificado su comportamiento. Soluciones como Internet Banking, Mobile Banking e integración con Social Media ya son elementos naturales en la experiencia del consumidor, lo que llamamos al interior de Cobiscorp como “Disrupción Financiera”. Por lo tanto, la banca tiene que innovar y reinventarse. En ese sentido Agile es el mecanismo que impulsa a las organizaciones para adaptarse con rapidez, y así aprender del mercado con espíritu emprendedor y brindar soluciones tecnológicas innovadoras.

Al interior de la organización, Agile permite dinamizar y brinda mayor flexibilidad para el cumplimiento de requerimientos regulatorios, gracias a mecanismos de priorización constante, planificación adaptativa y aceptación de cambios. Asimismo,  mejora la experiencia del Consumidor ya que el feedback del Cliente es parte inherente del ciclo de vida ágil. Además, mejora los resultados de negocio alineando las iniciativas con los objetivos de negocio y brinda la información necesaria para la toma de decisiones, e incrementa la eficiencia y calidad. Agile ayuda a construir lo correcto de forma correcta, con la aplicación de prácticas de desarrollo efectivas y modernas, asegurando la calidad de cada entregable de forma intrínseca. Y mejorando el time-to-market y la motivación de los equipos.

¿Cómo aplicarla en un banco?

En primer lugar hay que enfocarse en el propósito: “¿Por qué queremos ir hacia ágil?” El objetivo no es la adopción de un método o marco de trabajo en particular, el propósito más alto es agilidad del negocio; pensar en mejorar el time-to-market, calidad, eficiencia e ingresos, es esencial.

En segundo lugar se debe involucrar al liderazgo de la empresa. Senior y Middle Management deben comprender lo que implica el nuevo paradigma y sus principios. El entrenamiento y guía son necesarios al aplicar este concepto. Posteriormente se debe evaluar el contexto actual de la organización y del área tecnológica  relacionado a la construcción y entrega de productos, establecer una estrategia de adopción que aborde varios frentes, ejecutar iniciativas en estos frentes y evaluar los resultados de forma continua.

[WEBINAR] Cómo implementar AGILE en insitituciones financieras

¿Puede aplicarse, con el mismo éxito, en una cooperativa pequeña y en un banco grande?

Totalmente posible. Es clave tomar en cuenta cada contexto para seleccionar el enfoque y las herramientas apropiadas. En empresas pequeñas y medianas, métodos como Scrum, XP y Kanban resultan óptimos, ya que brindan la organización suficiente y el alineamiento necesario a los equipos de tecnología para la entrega continua de valor. Es decir, cada dos semanas donde existe una estrecha colaboración entre los representantes del negocio y las personas que diseñan y construyen el software.

Sin embargo, en bancos grandes los desafíos son mayores y la complejidad aumenta. Para equipos de tecnología que superan las 150 personas, donde nivel de complejidad de las soluciones es más alto alto y existe mayor número de proyectos, es más apropiado un enfoque de escalamiento de Agile o Scaling Agile.” 

Para lograrlo, existen marcos de trabajo para la agilidad empresarial, el más reconocido se denomina SAFe (Scaled Agile Framework); diseñado para abordar grandes iniciativas involucrando a roles y áreas a través de la organización. Este método se ha probado exitosamente en empresas del Fortune 500 obteniendo resultados de negocio tangibles. SAFe es más que un marco para entregar software, es un mecanismo empresarial para traducir estrategia en ejecución sin perder de vista los objetivos del negocio.

¿Cuál es el método?

Ante todo, es necesario reconocer que no existe un manual que indique paso a paso de cómo llevar Agile a la organización; el enfoque es adoptar Agile usando Agile. Es decir, asumir un enfoque iterativo e incremental, a través de ciclos de evaluación y aprendizaje. Estos se aplican a los distintos niveles de la organización: Desde el estratégico hasta la gestión de programas y ejecución.

La evaluación y selección de iniciativas en proyectos piloto, aplicación de patrones de expansión, dar dinamismo a través de un Equipo de Adopción Empresarial (o Enterprise Adoption Board) quienes liderarán la transición y formarán una coalición para el cambio organizacional.

La consultoría y acompañamiento -tanto externo e interno- son vitales. Un proceso de transformación ágil necesita guía y soporte para obtener un ritmo sostenible de cambio y evaluación de resultados de forma temprana. Esto permite aprender sobre lo sucedido, priorizar nuevas iniciativas de adopción y adaptarse a la realidad de la compañía, sin perder de vista los objetivos estratégicos. Además del refuerzo constante sobre los principios y valores de Agile que deben conservarse.

 

Webinar Agile para Instituciones Financieras

 

author photo

Acerca del Autor

Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales. Encuéntrame en: