Tendencias internacionales para la aplicación de open banking en el acceso a crédito

    

innovacion-financiera.jpg

El open banking busca optimizar el sector bancario y dotar a los usuarios de un mayor control de sus datos financieros, que podrán compartir libremente con terceros a través de un consentimiento de acuerdo a lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos. Dichos terceros podrán ofrecer nuevos servicios personalizados.

¿Qué es el Open Banking?

El open banking es la apertura de la información bancaria a través de una interfaz de programación de aplicaciones en abierto (API por sus siglas en inglés). Este concepto ha sido regulado por la segunda directiva europea de servicios de pago (PSD2), que entró en vigor en enero de 2018,  aunque su obligación de cumplimiento se prorrogó hasta septiembre de 2019.

Para los bancos, tener acceso a estos datos posibilita detectar de manera más temprana el fraude, el riesgo de crédito o la capacidad de pago de los clientes. En definitiva, permite mayor eficiencia y disminución de costos.

Pero, ¿Cuáles son las tendencias internacionales para la aplicación de open banking en el acceso al crédito?

Actualmente se destacan algunas tendencias como la aplicación de solicitud de hipotecas, lanzada por Skipton y basada en Open Banking. Este sistema solo está disponible de momento para los clientes directos, pero se espera que se implemente a los asesores a su debido tiempo.

Los solicitantes de hipotecas tendrán la opción de dar su consentimiento para que Skipton vea de manera segura la información de su cuenta bancaria utilizando la solución asequible Experian Open Banking. La tecnología acorta el proceso a unos pocos minutos a través de un enlace seguro compartido con el solicitante por correo electrónico. El servicio utiliza Trusso de Experian, que afirma clasificar las transacciones en un extracto bancario en menos de un segundo.

Una vez que la información ha sido compartida con Skipton, se le presentará a su personal los datos de transacción categorizados en un tablero que muestra los ingresos y gastos del solicitante. Entonces se puede tomar una decisión utilizando estos datos.

Por otra parte, la plataforma de administración de dinero Moneyhub busca expandir los  servicios de banca abierta a Europa. Esto implica que las empresas de toda la UE ahora pueden implementar las API de Moneyhub para agregar, clasificar y analizar los datos transaccionales de los pagos internacionales. El acceso a los datos por consentimiento, que sustenta los servicios de Moneyhub, permitirá a las empresas de toda Europa administrar mejor el dinero de sus clientes.

Asimismo, las aplicaciones y productos de banca de marca privada o marcas blancas están en aumento. Las marcas blancas permiten a las Fintechs y a terceros exhibir una elegante interfaz de marca de la empresa, aprovechando la licencia de un banco establecido para ofrecer las funciones bancarias principales.

Algunos servicios bancarios comunes de banca blanca son:

  • Cuentas corrientes y de ahorro.
  • Cuentas actuales.
  • Tarjetas de débito y crédito.
  • Pago de facturas.
  • Sistema de transferencias y pagos en línea.
  • Préstamos personales.

De acuerdo a Accenture, €61 billones ($70 billones) o 7% de los ingresos en Europa están asociados al Open Banking. Con las API´S los bancos serán siempre competitivos, entregando al consumidor la mayor y mejor experiencia posible de interacción. No solamente mediante la integración con socios y aplicaciones, sino también por medio de una nueva disrupción digital, desestructurando y mejorando los servicios.

 

whitepaper-tendencias-bancarias-2019

Enlaces relacionados:

 

 

author photo

Acerca del Autor

COBIS