Qué es fintech y cómo mejora el sector financiero

     

fintech-startups

El mundo está cambiando y en esa nueva ola que ya llegó gracias  a la tecnología aparece, una y otra vez, el término fintech.

Se trata de un nuevo concepto de negocio que revoluciona el mercado financiero a escala mundial ya que define a aquellos servicios financieros que usan la tecnología para facilitar la vida al cliente y mejorar la experiencia de usuario. Es decir, créditos online, cambio de divisas a través de la red, pagos online, banca digital, entre otros servicios.  No hay que ser un mago para definir que se trata de los productos o servicios que coinciden en  tecnología y el dinero.

Las empresas fintech han demostrado que existe otra forma de gestionar el dinero de los clientes, una forma más veloz, cómoda y transparente, como explica Zaimo.es. Su fortaleza consiste en ofrecer soluciones más rápidas, con menos recursos y empleando menos dinero. 

Las startups son la clave en este negocio 

Las startups finctech se mueven en torno a cuatro pilares de negocio: pagos y transacciones, gestión de finanzas personales, plataformas de consultoría y comercialización para inversiones y nuevos planteamientos de financiamiento y otorgamiento de créditos. Las que más éxito han tenido en esta carrera fintech son:

  • Pagos y transacciones: consiste en todas las plataformas para realizar consultas de saldo, pagos y transferencias a través de internet, sin acudir a la oficina física. Aunque hoy varios bancos ofrecen esta opción, en realidad son las startups fintech las que más innovan en el sector. El caso de éxito más destacado en esta área es PayPal, una compañía estadounidense que facilita el pago en Internet y que hace posible transferir dinero entre usuarios de forma rápida. 
  • Gestión de finanzas personales: en este ítem están las compañías especializadas que ofrecen a los bancos soluciones de marca genérica para sus clientes. La más importante es la estadounidense Mint, que permite a sus clientes consultar todos los saldos y transacciones juntos. Extrae de forma automática toda la información financiera de sus cuentas en un solo lugar y la muestra de un modo claro. 
  • Plataformas de consultoría y comercialización para inversiones: Se trata de plataformas basadas en la compraventa de acciones y de otros productos bursátiles. Destacan startups como las alemanas Vaamo o Moneymeets, cuyo trabajo es optimizar las carteras de inversión de sus clientes privados a través de la red, para ayudarles a conseguir sus objetivos de ahorro y de capital.

El cambio hacia la era fintech

Entrar en fintech no es difícil, pero requiere compromiso del banco para cambiar ciertos procesos. El 83% de los ejecutivos en banca y servicios financieros dicen que en 2016, su negocio sufrirá un cambio disruptivo derivado de las tecnologías digitales. Sin embargo, no es algo específico de esa industria, hay ejemplos en muchas otras áreas, como Kodak y la fotografía digital o Blockbuster y el streaming. Esto es algo que le puede pasar a cualquier empresa en cualquier industria.

¿Cuál es la fórmula para evitarlo? La agilidad empresarial. Una empresa ágil es aquella que es capaz de detectar y responder al cambio con rapidez y confianza. Según la escuela de administración y dirección de empresas MIT Sloan, ser una empresa ágil produce un 30% más de beneficios y, además, toma un un 37% de decisiones de forma más rápida. Como en muchos sectores, el sector financiero está evolucionando rápidamente. Ahora, la competencia no viene únicamente del nuevo banco de la localidad; existen nuevos actores -Paypal, Amazon, Google, ApplePay, BitCoin- que representan propuestas disruptivas para la generación de servicios financieros innovadores. Por eso es clave cambiar con agilidad para competir o aliarse con fintech y evolucionar. 

Sin embargo, no se trata de cambiar todo sin pensar. De hecho, este cambio debe ser estratégico y planeando cada paso para no despedicir recursos humanos y financieros en el proceso. Hay que analizar bien el tipo de startup con la que el banco se aliará, que comparta sus mismos valores y que tengan metas a mediano y largo plazo conjuntas para que crezcan en el mismo sentido. 

Pasos para que un banco se dinamice como un startup fintech

Entender bien a los clientes: Este consejo es clave, porque aunque los bancos atienden muchos segmentos deben tener claridad de cuál es su fortaleza. Es decir, son ‘millenials’, o el sector de las microfinanzas o los créditos automotrices… Con un panorama claro de quién es el cliente se diseña una estrategia para atender a ese segmento específico y, así, especializarse, como explica Bill Moss, CEO de Cobiscorp.

Aliarse con empresas tecnológicas: Los bancos deben cambiar sus esquemas para ser más dinámicos en el mercado. Aunque aliarse con un startup es una buena iniciativa, necesita tener clara la ventaja competitiva que le dará alianza. Porque no se trata solo de estrechar las manos para tener un acuerdo. Un banco que se alía con una startup debe gestionar recursos para investigación y desarrollo y así  implementar un nuevo sistema. Ésto no garantiza el éxito, solo sabrá si tuvo resultados positivos o negativos después de una fuerte inversión de tiempo y dinero.

Apoyar la flexibilidad: Los bancos que apuestan por la disrupción financiera trabajan en dinamizar sus áreas. ¿Cómo lo hacen? implementando una cultura de dar ‘feedback’ constante y fomentando la innovación. Esto suena sencillo pero requiere métodos para hacerlo. Por ejemplo, Cobiscorp implementa el método Scaled Agile Framework que está basado en principios ágiles y Lean, y para su implantación en una empresa se distinguen tres niveles de abstracción que hay que coordinar entre sí: el nivel de equipo, nivel de programa y nivel de portafolio. 

Webinar Agile para Instituciones Financieras 

 

author photo

Acerca del Autor

Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales. Encuéntrame en: