El sector financiero prefiere la nube híbrida

    

nube híbrida 2-1

El informe “Enterprise Cloud Index 2019”, elaborado por la compañía de servicios para la Nube “Nutanix”, reveló que el sector financiero es el que más implementaciones de nube híbrida realiza, mostrando que incluso el 71% de las compañías del sector tienen previsto volver a los sistemas “On-Premise” o nubes privadas. ¿Cuáles son los beneficios de esta tendencia de nube híbrida? A continuación, los analizamos.

¿Qué es una nube híbrida?

Antes de analizar las ventajas de la nube híbrida, se debe establecer las características de esta forma de infraestructura tecnológica y de almacenamiento de datos. Los expertos han definido a la nube híbrida, como el sistema que toma “lo mejor de los dos mundos”: la nube privada (infraestructura TI propia) y la nube pública (infraestructura TI suministrada por un proveedor de nube). Es así como, en una nube híbrida los datos y las aplicaciones alojadas se pueden mover entre nubes privadas y públicas, garantizando la seguridad de la información, con flexibilidad de implementación.

El estudio de Nutanix informó que para el 60% de las compañías financieras encuestadas, la seguridad es el factor decisivo al escoger una infraestructura cloud; y el 27% de los encuestados califican a la nube híbrida como el modelo de almacenamiento más seguro. Estas cifras revelan la preocupación en el sector por la seguridad de la información y explican que el 71% de las compañías quieran volver al almacenamiento en nubes privadas.

El mercado marca la tendencia

Sin embargo, no se debe olvidar que la transformación digital que el mercado exige a la banca, requiere de la modernización y apertura de las infraestructuras TI, para que el usuario final pueda disponer de todos los servicios de su banco, a cualquier hora y en cualquier dispositivo.

Por esto, los expertos recomiendan la inversión en nubes híbridas que garantizan a las empresas de servicios financieros la flexibilidad de sus servicios, al disfrutar de la movilidad de infraestructura que otorga la nube pública; al tiempo que se garantiza la seguridad de la información con la posibilidad de almacenamiento en nubes privadas.

Otro factor clave de la nube híbrida es que reduce el gasto de las compañías en infraestructura TI, porque al ofrecer la posibilidad de escalar información específica en la nube pública, solo se paga por la capacidad informática adicional cuando sea necesaria, al contrario de una nube privada que exige un mantenimiento constante por ser una infraestructura propia.

En definitiva, la nube híbrida se presenta como la mejor opción de almacenamiento para las compañías financieras y por esto, el estudio de Nutanix señaló que en la actualidad el 18% de las compañías encuestadas ya cuentan con un sistema de nube híbrida y un 51% planea adoptarlo en un plazo de 3 a 5 años.

¿Y tú institución financiera ya está actualizando su sistema de almacenamiento a nube híbrida? COBIS, como proveedor de servicios tecnológicos para las instituciones financieras, es socio tecnológico del proveedor de nube Amazon Web Services (AWS), con el que puede ofrecer una infraestructura de nube híbrida a sus clientes. Para más información sobre los servicios de COBIS puedes visitar nuestra página web: www.cobiscorp.com

Whitepaper-tendencias-tecnológicas-2020

Otros artículos de interés:

author photo

Acerca del Autor

Diana González Fajardo