Ley Fintech de México, un hito del sector financiero latinoamericano

    

ley-fintech-mexico

En 2018 México se convirtió en el primer país de la región en aprobar una ley para regular los servicios que prestan las entidades financieras a través de medios tecnológicos.

Esta legislación, conocida como la Ley de Tecnología Financiera o Ley Fintech, fue promulgada en marzo y entró en vigor hace tres meses. La ley contempla la regulación de pagos electrónicos, financiamiento colectivo, administración de activos virtuales y oferta de asesoría financiera a través de canales digitales. Adicionalmente, incluye un capítulo sobre sanciones y delitos como la suplantación de identidad, que son considerados faltas a nivel federal.

¿A quiénes regula la nueva ley?

“La Ley Fintech contempla la regulación de cuatro figuras dentro del sector: el financiamiento colectivo o crowdfunding, los activos virtuales o criptomonedas, las API o intercambio de información entre instituciones y la regulación sandbox o de prueba”, señala el periodista Rodrígo Riquelme, de El Economista. Así, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que antes supervisaba a más de 5,000 entidades financieras, regulará a alrededor de 240 fintechs existentes y las que se vayan a crear en el futuro.

Es importante tener en cuenta que, en materia de financiamiento colectivo, la Ley Fintech no tiene en cuenta los modelos de crowdfunding de donación y recompensas, ya que estos no son servicios financieros.

Un hito en la región

La Ley Fintech pone a México a la vanguardia en materia de innovación financiera. Aunque la Unión Europea y el Reino Unido han promulgado leyes para el uso de las plataformas bancarias abiertas, México es el primer país de la región en regular las fintech para resolver el reto de la inclusión financiera en México.

Según Eduardo Guraieb, Director General de Fintech México, la ley permitirá construir un sistema financiero más competitivo e incluyente. “Al ofrecer certidumbre, la nueva ley potenciará la atracción de inversiones en empresas de tecnología financiera, convirtiendo a México en el epicentro de innovación financiera en América Latina”, afirma.

Según Esteban Martínez, director regional de blockchain y banca disruptiva de la consultora Everis, esta ley también representa mejoras importantes en materia de seguridad financiera. “Uno de los usos claros es la identidad digital. Cuando se quiere originar un producto, como un crédito, y a pesar de que se puede de manera remota, siempre se regresa a la sucursal a firmar el contrato. Al tener la identidad digital montada sobre blockchain, con un elemento de seguridad biométrico, en ese momento se puede firmar un contrato digital con una huella o una selfie y evitar el paso por la sucursal”, manifiesta.

La Ley Fintech en 10 puntos

  1. Surgió de una iniciativa enviada al Senado de la República en octubre de 2017, y aprobada en la Cámara Alta en diciembre de ese mismo año. Entró en vigor en septiembre de 2018.
  2. Da pie al uso de la firma electrónica y sistemas de autenticidad para que los clientes tengan acceso a su infraestructura tecnológica.
  3. Incluye a las instituciones que ofrecen pagos electrónicos (monedero en línea, compras vía celular y transferencias de dinero), financiamiento colectivo (inversiones en proyectos a través de determinadas páginas de Internet), activos virtuales (monedas y divisas electrónicas) y asesoría financiera electrónica.
  4. Regula las operaciones con criptomonedas bajo la figura de activos virtuales.
  5. Crea el Comité Interinstitucional de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que intervendrá en el otorgamiento de autorizaciones y la imposición de sanciones.
  6. Busca prevenir y mitigar el riesgo de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, estableciendo un marco regulatorio con estándares internacionales, en el que se establecen mecanismos de identificación del cliente para prevenir este tipo de conductas.
  7. Prevé un régimen de divulgación de riesgos para que los clientes de las fintech identifiquen los riesgos que asumen al momento de celebrar operaciones con o a través de ellas.
  8. Fortalece el gobierno corporativo de las instituciones de tecnología financiera a través de figuras como el consejo de administración y el comité de auditoría.
  9. Crea el Grupo de Innovación Financiera, el cual será un espacio de intercambio de opiniones, ideas y conocimiento entre el sector público y privado para conocer innovaciones en materia de tecnología financiera y planear su desarrollo y regulación.
  10. Contempla sanciones administrativas y penales para las fintech que incumplan con dichas regulaciones.

Descargar Ebook Disrupción Financiera

También puedes leer:

Colombia, hacia una Política Nacional de Fintech

Qué es PSD2 y cómo cambiará al sector financiero

RegTech: tecnología y cumplimiento regulatorio de los bancos en el mundo digital

author photo

Acerca del Autor

Eliana Rodriguez

Redactora y editora, especialista en construcción de narrativas digitales y storytelling para compañías B2C y B2B. Me encuentras en: