La Banca Digital en Europa

     

img_22jun.jpg

En la actualidad son pocas las operaciones que deben hacerse presencialmente acudiendo a una oficina bancaria, horas de vida ahorradas en simples aplicaciones descargadas en un teléfono celular.

El ex presidente de Estonia, Ives Toomas Hendrik Ilves (2006 – 2016) ayudó a levantar la nación de 1,3 millones de habitantes hacía la vía tecnológica para hoy ostentar el título de ser la nación más digital y emprendedora de Europa, donde sus ciudadanos pueden votar, pagar impuestos, comprobar archivos médicos e incluso registrar una empresa en cuestión de minutos. Todo, sin moverse de la casa.

Tallin, la capital del país, ofrece WI-FI gratuito y desde que se pone el pie allí, cualquier persona puede gozar de las ventajas del país digital. El programa llamado e-Estonia, se generó a partir del año 2000, cuando se convirtió en el primer país del mundo en declarar el acceso a Internet como un derecho humano básico.

A Estonia le gustaría implementar este sistema en Europa a partir del mes de julio del presente del año. Sera una oportunidad “para impulsar cambios (digitales) en todos los ámbitos políticos dentro de Europa”, explica Siim Sikkut, director de información del gobierno de Estonia.  

Otro ejemplo de transformación es el Orange Bank de Francia, que será el único banco en el mercado en ofrecer al público en general una serie de innovaciones de vanguardia, digitales y bancarios incluyendo los pagos móviles sin contacto, el envío de dinero por SMS, saldos bancarios instantáneos, la congelación temporal de la tarjeta de débito y 24/7 acceso a un servicio de asesoramiento bancario, este lanzamiento será el 6 de julio para todo el público en general.

Europa ha dado pasos muy importantes en cuanto a digitalización financiera, en pocos años, han pasado de utilizar la oficina física como principal canal de comunicación con los bancos a poder emplear el Smartphone. De acuerdo con el último estudio elaborado por Forrester Research, los bancos europeos con las mejores puntuaciones cuentan con una estrategia de banca digital multidisciplinar que involucra a los equipos de experiencia de cliente (UX), negocio digital y tecnología, lo que les permite proyectar mejoras incrementales cada mes tanto en funcionalidades como en usabilidad.

Por otra parte, se identifica a la industria bancaria por su capacidad de resistencia y adaptación. Ahora los bancos están invirtiendo en este nuevo sector, ¿cómo?, compran empresas disruptivas, lanzan productos e incorporan talento para crear sus propias soluciones en lo que algunos expertos llaman el comienzo de una nueva era. En definitiva, para conquistar un gran futuro, Europa está escribiendo un nuevo e importante capítulo en la historia de la banca digital.

Si deseas recibir mayor información sobre este y otros temas relacionados al mundo de la tecnología financiera, suscríbete y mantente actualizado.

Fuentes de apoyo

  • El País Economía: Por qué Estonia es el ejemplo digital de Europa
  • Orange Bank: Orange Bank, simple banking open to everyone
  • Diario Murcia: Europa intenta el relevo
  • Fisa Group: Banca digital: Disrupción en la palma de la mano

 

 

author photo

Acerca del Autor

COBIS