La Generación K y su relación con los bancos

    

generacion-k

Una nueva generación vino a desbancar a los millennials. Se trata de la Generación K (no X, Y o Z sino K) que nada tiene que ver con el kirchnerismo que tuvo en poder en Argentina entre el 2003 y 2015. El nombre de esta generación viene de la heroína de ficción Katniss Everdeen de la trilogía Los Juegos del Hambre.

Se supone que quienes pertenecen a esta generación nacieron entre 1995 y el 2001 que representa cerca de 2.000 millones de personas a escala mundial, como explica la publicación de The Guardian.

Los millennials reconocidos por su narcisismo y su adicción a los selfies ya no son el centro de la atención de las marcas que solían desesperarse por retener su atención. La Generación K nace con el calentamiento global, las crisis económicas y entienden el terrorismo. Precisamente por este panorama desconfían de sus gobiernos y se organizan en voluntariados y plataformas online para tener un papel activo en la sociedad.

¿Cómo los bancos pueden atender mejor a este segmento?

Primero hay que entender cómo generan ingresos estos jóvenes. A ellos no les quita el sueño tener un trabajo formal en grandes empresas. Quieren producir contenidos en blogs o video, toman fotos para exhibirlas en galerías virtuales, diseñan ropa sostenible o producen alimentos saludables que venden en línea. No importa a qué se dediquen, lo realmente importante es que esta generación no está recibiendo un sueldo que depositan mes a mes en su cuenta bancaria sino que tiene sumas variables y usa los servicios financieros para invertir en proyectos colaborativos o insumos para un nuevo emprendimiento.

Los bancos deben entender que al igual que los millennials, la Generación K está hiperconectada y su relación bancaria se da a través de redes sociales y otros activos digitales. Sabiendo eso, los bancos deben adoptar medidas para ser más innovadores en este campo y atender a este segmento de la población que está creciendo y cambiando la realidad de las entidades financieras.

¿Qué deben hacer los bancos para transformarse en digitales?

  • Desarrollar una estrategia centrada en el cliente: la clave es mejorar la experiencia del usuario para asegurar la fidelización. Ésto se logra con implementaciones ágiles (método agile) e inteligentes que aterricen a la realidad del nuevo cliente hiperconectado.
  • Trabajo en conjunto entre todas las instituciones del banco: Para que la estrategia sea viable, todos los departamentos del banco deben participar en el proceso de cambio. Es que una de las características de la banca digital es la transformación de la organización- Atrás queda esa división entre departamentos, el objetivo es trabajar unidos para adaptarse a la cultura digital y crear nuevos productos y servicios.
  • Adaptarse a los cambios que trae la tecnología: uno de los grandes competidores hoy son las startups de tecnología financiera que innovan más rápido que los bancos. Por eso es clave entender la inmediatez y apalancarse en métodos agile para hacer más dinámicos los cambios y el adaptarse a nuevas tecnologías.
  • Conseguir aliados estratégicos: los proyectos de colaboración son clave. Mejor aún si son con startups fintech (por los términos en inglés ‘financial’ y ‘tecnology) para adaptarse más rápido a las nuevas necesidades del mercado.
  • Entender el poder de las API’s: una vez que el banco entre en esta fase de innovación debe entender que la clave es conseguir experiencias onmicanalidad, soluciones escalables y mejorar la interacción con los clientes, como explica el artículo en The Financial Brand.
  • ¿Cuáles son los retos de la industria financiera?

  • No importa si el cliente es de la Generación X, Y o Z. La tecnología es una realidad y cada vez se convive más con ella. Por esa razón los bancos no deben quedarse atrás. Cada vez surgen nuevas soluciones como el intercambio de dinero a través de una suerte de red social en la que no se pagan comisiones.  También el pago de un café con un tuit...todo va a seguir avanzando hasta que la relación bancaria se resuma a un intercambio de mensajes en una red social. Sin embargo, los bancos aún tienen la fuerza para sumarse a la disrupción financiera  e innovar sin quedarse en el pasado. 
  • La mejor forma de adaptarse al cambio es aliarse con los mejores antes de gastar tiempo y recursos financieros en apostar en una relación con una startup que no tenga tan buenos resultados. Así lo dijo el CEO de Cobiscorp, Bill Moss, quien dio las 3 estrategias de los bancos para dinamizarse como startups. 

Descargar Ebook Disrupción Financiera

author photo

Acerca del Autor

Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales. Encuéntrame en: