Fintech Américas 2019 y la Nueva Ola de Inclusión Financiera

    

panel

Este jueves 31 de mayo se dio inicio al primer día de Fintech Americas 2019 en la ciudad de Miami, Estados Unidos. Este evento congrega cada año a las principales figuras del sector financiero y bancario de las Américas. Uno de los temas que tuvo más protagonismo en esta edición fue el de la inclusión financiera 2.0.

Para esto William Moss, CEO de COBIS; Maria Gabriela Eguidazu, Vicepresidenta de Transformación Digital e Innovación en Bacamia (Colombia); y Miguel Valero, Digital Banking Executive en Banorte (México) intercambiaron perspectivas sobre cómo se verá la inclusión financiera en los próximos años y los ángulos que están tomando las instituciones financieras frente a esta ola de oportunidades.

COBIS

La conversación inició con la intervención de William Moss, CEO de COBIS, quien destacó que en la actualidad nos encontramos navegando una nueva ola de la inclusión financiera.

La primera ola se trataba de asegurarnos que más personas tengan acceso a una cuenta bancaria y muchos bancos actualmente ya cuentan con iniciativas enfocadas en maximizar estos clientes. Sin embargo, existe otro actor de la cadena productiva que aún parece tener dificultades en sus accesos a mecanismos de generación de capital: las pequeñas y medianas empresas (pymes).

A diferencias de las corporaciones grandes—quienes ya tienen establecidas relaciones fuertes con las principales instituciones financieras—, las pymes aún encuentran trabas para el acceso al crédito con los bancos. Y por el lado de los bancos, el modelo de evaluación de riesgo y veracidad frente a las oportunidades reales de crecimiento en este sector continúa siendo turbio.

En su presentación, Moss destacó que la nueva ola de inclusión financiera se enfoca en las pymes y sus clientes. El centrarse en la creación de ecosistemas digitales es una oportunidad para entidades financieras que asciende en valor a millones de dólares.

Para aprovechar esta oportunidad, Bill Moss presentó la solución COBIS Mainstreet, que crea portales de marketplace para que las instituciones financieras puedan integrar a sus clientes pymes, quienes a su vez pueden vender sus productos directamente desde la tienda a sus clientes finales.

Como ambos sujetos (las pymes y sus clientes) están en el mismo ecosistema (o marketplace), la institución financiera puede gestionar aprobaciones y líneas de crédito para las pymes, quienes a su vez pueden ofrecer ventas a crédito a sus clientes finales.

Como resultado, muchos bancos están experimentando con innovación y software que permita el acceso de asesores comerciales remotos en lugares rurales, sin necesidad de abrir una oficina física en esa locación.

Bancamía Colombia

Para Maria Gabriela Eguidazu existe una oportunidad muy grande en Colombia para captar y crecer clientes mediante la inclusión financiera.

Eguidazu resaltó que, a pesar de que las cifras de inclusión financiera en Colombia llegan casi al 82%, esto no muestra un panorama real ya que existe un contraste alto entre la bancarización de las grandes ciudades y el sector rural, donde aún hay trabajo por hacer.

Un problema que obstaculiza el avance en inclusión financiera es la conectividad ya que muchos esfuerzos digitales de acceso aún no logran llegar a zonas remotas.

En su ponencia, la VP de Bancamia también destacó que para que estrategias de inclusión financiera funcionen, los bancos deben implementar un modelo híbrido entre la banca relacional y la tecnología.

Los resultados de este acompañamiento personal y tecnológico en Bancamía son tangibles. “Al cabo de un año, nuestros usuarios incrementan su nivel de ingresos y al cabo de dos años, aproximadamente el 52% sale de la pobreza”, aseguró.

Maria Gabriela también afirmó que el crédito para este nicho de mercado puede ser rentable, siempre y cuando la institución financiera realice un acompañamiento fortalecido por programas de educación financiera.

Banorte

En contraste, Miguel Valero Ejecutivo de Banca Digital en Banorte —el segundo banco más grande de México— mostró escepticismo frente a las oportunidades reales de negocio que trae la inclusión financiera.

“No sé si le hemos preguntado a la gente si quiere ser incluída”, afirmó en su intervención.

Valero expuso que, si bien es cierto que existe una necesidad muy grande de inclusión y acceso a instrumentos financieros, el riesgo de otorgar crédito (por ejemplo) a una persona cuyos ingresos no alcanzan ni para sus necesidades básicas, o a actores que no tienen historial crediticio es muy alto como para invertir en desarrollar dichos mercados.

El ejecutivo también enfatizó que debe existir una colaboración entre el sector privado y público (sobre todo el público) para que proyectos de microcrédito tengan sentido tanto para la institución financiera como para el usuario final.

 

whitepaper-inclusion-financiera-america-latina

También te puede interesar:

author photo

Acerca del Autor

Joseph J. Solis

Estratega de marketing digital para marcas B2B y non-profit. Graduado en la Universidad de Nueva Orleans, Joseph se especializa en la creación estrategias inbound en el mundo digital y el análisis de comportamiento web para el crecimiento de las marcas.