Facebook podría ser un banco

     

image_85e2b76d-da5c-44bf-9d7a-b0f36b3855a520171018_045544 (1).jpg

El mundo tiene 7.000 millones de habitantes de los cuales 2.000 están en Facebook. Ese es un número poderoso para pensar que esta red social, creada en 2004 por Mark Zuckerberg, podría ser un banco. La cantidad de usuarios no es el único número de peso para dibujar esta teoría de crear la mayor entidad financiera virtual mundial. También lo es el hecho de que estas personas pasan un promedio de 35 minutos al día en esta red, mucho más tiempo del que interactúan con su banco.

No hay que ser un gurú de los negocios para entender lo que está pasando con Facebook. Por ello, los comerciantes se están pasando a esta red social para vender sus productos y servicios, con soluciones de pago externas. Lo único que faltaría es que Facebook incluya una solución de dinero electrónico o pagos digitales, para competir con el gigante Amazon y de ahí no estaría muy lejos en brindar servicios financieros, según los conferencistas tecnológicos del evento realizado, el pasado 17 de octubre en Ecuador, Foro Level 3.


¿Es posible que Facebook sea un banco?

Para que los bancos funcionen requieren regulaciones estrictas según cada país, así que para que Facebook opere bajo esa modalidad tendría que adaptarse a esas regulaciones, lo cual no sería nada fácil. Sin embargo, si alguna lección ha dejado la disrupción financiera es que no hay que ver el panorama con los parámetros actuales porque todo puede cambiar.

Seguramente los hoteles no identificaron como amenaza a una plataforma colaborativa como Airbnb que a pesar de no tener un solo bien inmueble es la mayor competidora de la industria hotelera del mundo. Los taxis tampoco vieron una amenaza en una app como Uber que a pesar de no tener un solo auto entre sus activos, es el mayor sistema de movilización disruptiva en el planeta. Estas dos empresas demuestran que los competidores están en todas partes y no son los de siempre. Por esa razón, si Facebook decidiera ser un banco no habría quien lo detenga y la industria debería verlo como un aliado en vez de competir con él.

Esta no es teoría de ciencia ficción. De hecho, desde el 30 de diciembre del 2016, Facebook figura en el Registro Oficial del Banco de España como una entidad que puede operar con dinero electrónico. Esto permitirá a los usuarios de la red social hacer envíos de dinero de persona a persona. Es decir P2P (peer to peer) que permite el intercambio directo de información (como Uber y Airbnb) entre los ordenadores interconectados. El medio para enviar dinero será Facebook Messenger y la licencia de operación permite desarrollar productos como donaciones para causas caritativas o pagos P2P en Europa, como ya se hacen en EE.UU.

La seguridad es lo más importante

La compañía de Zuckerberg entiende que la seguridad es clave para su negocio, por eso su equipo de desarrolladores trabaja este pilar como uno de los más importantes para dar valor a su empresa. Desde que comenzó en 2015, sus transacciones P2P a través de su servicio Messenger en EE.UU., la seguridad ha sido su principal enfoque. En esta medida, se han desarrollado opciones para computadoras, iOS y Android.

Para entender la importancia de la ciberseguridad, solo hay que saber que en 2014, multinacionales como eBay y HomeDepot fueron atacadas, y Facebook no quiere caer en esa estadística.

Las operaciones P2P a través de Facebook son sencillas. Básicamente las personas introducen el número de tarjeta de crédito que esté inscrita en una cuenta de banco en EE.UU. y luego hay que crear un pin de acceso o acceso con huella dactilar (en el caso de la tecnología Android) para recibir el dinero. La compañía tiene los mismos planes en Europa y por eso se está certificando en cada país para realizar estos trámites según las regulaciones de cada uno de ellos.

Facebook entiende su potencial pero ya existen bancos que han reaccionado a la popularidad de esta red social. De hecho, en 2012 el banco australiano Commonwealth Bank lanzó una aplicación para hacer pagos a través de Facebook, aprovechando la popularidad de dicha red social.

La innovación en el sector financiero no descansa. Fidor Bank, el cual surgió en Alemania y ahora tiene operaciones en Reino Unido, usa la red de Zuckerberg como eje de su estrategia. Cada que registran 2.000 nuevos ‘me gusta’ (likes) en Facebook mejoran el porcentaje de interés en 0,5%. Además cada cliente incrementa su tasa de ahorro de 0,25% a 0,5% dando like e interactuando con el fan page. Para los directivos del banco la ventaja de la web es que llega a más clientes de lo que puede hacerlo una sucursal física. Con este ejemplo es claro que Facebook no es un enemigo para la banca, sino un aliado para mejorar los servicios financieros.

Descargar gratis ebook de bitcoin

 

author photo

Acerca del Autor

Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales. Encuéntrame en: