Entidades públicas y privadas buscan disminuir el uso del efectivo en México

    

img-blog-1

Las firmas emisoras de tarjetas Visa y MasterCard, así como el Banco de México, le están apostando a la implementación de tecnologías que permitan migrar a una sociedad sin efectivo.

“El camino hacia una sociedad sin efectivo es un viaje que han realizado otros mercados [...], que se trata de generar confianza y crear un cambio de conducta en un grupo de personas de este país a través del cual realmente sientan que es mejor pagar con medios electrónicos", afirma Ryan McInerney, Presidente de Visa International, quien además hace hincapié en la importancia de la promulgación de políticas públicas que promuevan esa transformación.

Adicionalmente, McInerney enfatiza en que la clave para disminuir el uso de efectivo radica en que las instituciones financieras ofrezcan una experiencia de usuario eficiente a través de mecanismos de pago digital claros e intuitivos que puedan ser utilizados por todo tipo de personas.

Por otra parte, el Presidente de Mastercard Ajay Banga, asegura que “la eliminación del efectivo no es una cuestión de desarrollo económico de los países, sino que se debe a factores culturales y a la aplicación de políticas públicas dirigidas a este fenómeno”.

"La mayoría de gobiernos se dan cuenta que, si reduces los pagos en efectivo y aumentas las transacciones digitales, se pueden distribuir beneficios sociales de manera más eficiente", agrega el Presidente de Mastercard.

El interés de empresas como Mastercard y Visa en la reducción del uso del efectivo no se debe únicamente a un interés comercial, sino que es la respuesta a un cambio en los comportamientos de las nuevas generaciones; las cuales prefieren realizar transacciones a través de soluciones de tecnología bancaria innovadoras como el caso de la banca móvil y banca Internet, las billeteras electrónicas y las tarjetas débito y crédito habilitadas para pagos sin contacto.

Aunque la reducción en el uso del efectivo permite a las instituciones financieras adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores, sus beneficios van más allá. Según el informe “Reducción de uso del efectivo e inclusión financiera”, elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco), esta medida también permite incrementar el ahorro, disminuir los costos de transacción y manejo de efectivo, favorecer la formalidad, aumentar los ingresos fiscales y, en el largo plazo, combatir actividades ilícitas.

CoDi, una iniciativa para fomentar la inclusión financiera en México y la reducción del uso de efectivo

Ryan McInerney también identificó como un gran reto la gran informalidad laboral existente en México, y puso como ejemplo los taqueros de la calle, a quienes habría que mostrar que "es más fácil que la gente pague sus productos" con el uso de teléfonos inteligentes.

Con la creación de la plataforma Cobro Digital o CoDi, una nueva funcionalidad del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), el banco central de México (Banxico) busca resolver este reto, lograr una mayor inclusión financiera y apoyar la erradicación del uso de efectivo.

CoDi, mediante la utilización de códigos QR, permitirá a los usuarios hacer transferencias electrónicas a través de teléfonos inteligentes 24/7 desde una cuenta bancaria. Se espera que para septiembre de 2019 todos los bancos con más de 3.000 cuentas estén operando en esta plataforma.

De esta manera, el Banco de México busca proveer medios de pago más eficientes y seguros para los clientes, los comercios electrónicos, los proveedores de servicios, los pequeños comercios y las personas que actualmente no son parte del sistema financiero en México.

“La entrada en vigor de CoDi tendrá un efecto positivo para los usuarios del sistema financiero. Por un lado, el usuario a la vez que podrá agilizar pagos y maximizar la seguridad de sus operaciones; por el otro, podrá familiarizarse con el sistema financiero y dar el primer paso para acceder a otros servicios que mejoren su bienestar”, afirma Alejandro Díaz de León, Gobernador del Banco de México.

En definitiva, para disminuir el uso del efectivo, las entidades bancarias mexicanas deben ofrecer a sus clientes actuales y potenciales productos y servicios digitales que se adecúen a sus necesidades y que les proporcionen todos los mecanismos para garantizar la seguridad en sus transacciones. De esta forma las personas comenzarán a dejar atrás el efectivo en favor de métodos de pago digitales.

Adicionalmente, el Estado debe incentivar el uso de soluciones digitales mediante medidas políticas. México, con la creación de la plataforma CoDi, está dando los pasos en la dirección correcta. Ahora está en manos de los bancos continuar con la implementación de tecnologías innovadoras que favorezcan la migración a una sociedad sin efectivo.

whitepaper-metodos-de-pago-2018

También puedes leer:

author photo

Acerca del Autor

Eliana Rodriguez

Redactora y editora, especialista en construcción de narrativas digitales y storytelling para compañías B2C y B2B. Me encuentras en: